Vallecas se está preparando para una fiesta. Este domingo el Rayo, que necesita ganar uno de los dos encuentros que le quedan, recibe a un Lugo que ya no se juega nada. Si el Rayo derrota al cuadro gallego, se asegurará el ascenso de forma matemática. Se espera un partidazo, ambientazo y, en caso de la victoria rayista, una celebración posterior.

Este domingo el Rayo, que está a punto de conseguir su objetivo del ascenso, recibe al Lugo que ya se había asegurado la permanencia y, a la vez, no tiene ninguna opción de meterse en la pelea por subir a Primera. Al conjunto franjirrojo le hace falta solo una victoria para certificar su regreso a la máxima categoría del fútbol español. El Estadio de Vallecas, que despide la temporada y, probablemente, dice adiós a Segunda División, será una caldera, y la afición rayista ya está preparada para la fiesta.

Sin embargo, el Rayo tiene mucho que mejorar respecto a los dos partidos anteriores para que la hinchada pueda celebrar. El cuadro dirigido por Míchel suma dos derrotas consecutivas, de las cuales fue dolorosa sobre todo la de la jornada pasada. El Rayo perdió por cuatro goles a cero frente al Alcorcón en Santo Domingo, dando una imagen muy preocupante. Este fin de semana le visita un Lugo que ya no se juega nada, pero quiere acabar la campaña de la mejor manera posible.

El Lugo, motivado a pesar de no jugarse nada

El Lugo está disputando esta recta final de la temporada sin presión alguna. El conjunto lucense se ha salvado con solvencia, certificando la permanencia hace ya unas jornadas. Por lo tanto, Francisco, el entrenador del cuadro albivermello, está aprovechando este tramo final del curso para dar bola a los jugadores menos habituales, entre ellos a Roberto Fernández. El portero, suplente durante casi toda la campaña, se retira al final de la temporada y, en sus últimos partidos como profesional, está gozando de oportunidades para despedirse del fútbol. Seguramente volverá a defender la portería del Lugo en Vallecas, lo cual implica la suplencia del ex-guardameta del Rayo Juan Carlos (fue el portero titular del Rayo durante la mayor parte de la temporada del descenso a Segunda). Aquí cabe señalar también la presencia de otro jugador con pasado rayista en la convocatoria del cuadro lucense para este encuentro. Se trata de Antonio Campillo, quien fichó por el Lugo en verano de 2015 procedente del filial del Rayo.

Aunque el Lugo ya no se juega nada, probablemente no va a poner las cosas fáciles al Rayo. En la rueda de prensa del viernes Francisco ha asegurado que su equipo va a competir al máximo y luchar por los tres puntos.

Tenemos que dar una buena imagen, intentar competir y que sepan que el Lugo, si algo es, es un equipo honesto y que va a competir al máximo.

Según las declaraciones del entrenador, el equipo albivermello no quiere que se repita la historia de la jornada pasada, cuando cayó derrotado por un Huesca que, con aquel resultado, subía a Primera División.

Es un partido bonito de jugar y nosotros queremos vivirlo de esta manera, intentar competir, intentar ponerlo difícil e intentar sacar algún resultado positivo, en eso estamos. La semana ha sido buena después de llevarnos el lunes el varapalo de tener que perder y tener a un rival celebrando su ascenso.

El Lugo encadena ocho encuentros a domicilio consecutivos sin conocer la victoria. No obstante, en su último partido frente al Huesca (0-2) los de Francisco se mostraron bastante competitivos. Además, un triunfo le permitiría al conjunto lucense batir su mejor registro en la categoría de plata en cuanto a puntos logrados, por lo cual a los jugadores no les faltarán ganas de intentar sumar de tres en tres.

Ante todo, actitud

Si el Lugo quiere ponerle al Rayo en apuros, no le puede faltar ni actitud, ni intensidad, ni espíritu luchador, es decir, todo lo que le faltó al Rayo la semana pasada en Santo Domingo. El cuadro franjirrojo, que visitaba a un Alcorcón implicado en la pelea por mantener la categoría y podía aquel día haber certificado la vuelta a Primera, sumó una derrota durísima. El resultado, 4-0 a favor del conjunto alfarero, aunque abultado, fue totalmente justo. Aunque el Rayo pudo haber dado vuelta al marcador (desaprovechó un penalti a favor que pudo haber supuesto el empate a uno), hay que admitir que hizo uno de los peores partidos de toda la temporada.

Parece que el cuadro vallecano está atravesando un pequeño bajón en el tramo final de esta campaña de ensueño. Por primera vez este curso el equipo dirigido por Míchel enlaza dos derrotas seguidas. Por lo tanto, a pesar de que el conjunto rayista tiene el objetivo del ascenso directo al alcance de la mano, tiene que espabilar para conseguir ese ansiado triunfo que le permita asegurarse el regreso a la élite de forma matemática. Por el momento Rayo depende de sí mismo; le basta ganar uno de los dos partidos que le quedan para certificar el ascenso. Si vence al Lugo, celebrará el retorno a la máxima categoría en su estadio, junto con su afición que siempre está, en las buenas y en las malas, y seguramente no va a fallar ahora. Las entradas para el encuentro del domingo, el último que se va a disputar en Vallecas esta temporada, se han agotado muy pronto, por lo que se espera el primer lleno esta campaña. Los seguidores llevan toda la semana movilizándose para que toda la grada sea un clamor. Además, antes del inicio del encuentro habrá corteo desde la Fuente de la Asamblea (el lugar habitual de las celebraciones rayistas) y recibimiento del equipo en la puerta de vestuarios. Si el Rayo vuelve a estar a su nivel habitual, al que tiene acostumbrada su hinchada, todo Vallecas será una fiesta.

En la rueda de prensa previa al partido Míchel, preguntado sobre posible sorpresa en el once inicial del Rayo, manifestó que “a veces no hay que cambiar nada sino recalcar lo positivo”. Novedades sí habrá, ya que Santi Comesaña, quien ante el Alcorcón regresaba tanto a la lista de convocados como al once titular, no va a estar por decisión técnica. Asimismo, ha entrado en la convocatoria Francisco “Pancho” Cerro. Además, puesto que vuelve tras cumplir su sanción por acumulación de tarjetas Abdoulaye Ba, todo indica que tampoco partirá de inicio el que la jornada pasada suplía su baja, el uruguayo Emiliano Velázquez. El central que se ha quedado fuera de la convocatoria ha sido Antonio Amaya.

Ficha técnica:

Encuentro: Rayo Vallecano – CD Lugo (jornada 41 de la Liga 1|2|3).

Estadio: Estadio de Vallecas.

Horario: domingo 27 de mayo, 20:30 h.

Árbitro: Jorge Figueroa Vázquez (comité andaluz).

Alineaciones probables:

  • Rayo Vallecano: Alberto García, Baiano, Abdoulaye Ba, “Chechu” Dorado, Álex Moreno, Fran Beltrán, Unai López, Óscar Trejo, Adrián Embarba, Bebé, Raúl de Tomás.
  • Lugo: Roberto Fernández, Álvaro Lemos, Josete, José Carlos Ramírez, Luis Ruiz, Carlos Pita, Fernando Seoane, Iriome González, Jaime Romero, Cristian Herrera, Dani Escriche.

Imagen destacada: el fondo del Estadio de Vallecas visto desde los aledaños del recinto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here