A pesar de la derrota en el Nou Estadi, el Rayo Vallecano se proclamó campeón de Segunda División. Es el primer título del equipo masculino del Rayo en fútbol profesional en la historia de la entidad. El Nàstic, gracias a la victoria, ha conseguido mantener la categoría.

En su último partido de la temporada el Nàstic se medía con un Rayo ya ascendido. El cuadro catalán era uno de los seis equipos implicados en la pelea por la salvación. Un triunfo frente al conjunto franjirrojo les aseguraba a los tarraconenses la permanencia en Segunda, sin importar resultados de los encuentros ajenos.

Mientras tanto, el Rayo, con el objetivo principal ya conseguido, buscaba su primer campeonato liguero en fútbol profesional. El cuadro vallecano, que había certificado el ascenso la jornada anterior gracias a la victoria por la mínima frente al Lugo en casa, estaba plagado de bajas, algunas muy sensibles, pero no siempre obligadas. No viajaron a Tarragona por decisión técnica ni Óscar Trejo ni Álex Moreno. Además, no estaban por problemas físicos Raúl de Tomás, “Chechu” Dorado y Alberto García. Debido a la ausencia del portero titular, tuvo la oportunidad de debutar en la competición liguera Mario Fernández (sí había disputado un encuentro de la Copa del Rey). A pesar de que el Rayo se jugaba el título, Míchel dio bola a los jugadores menos habituales.

Pasillo para el rival de Primera

El Nàstic tuvo un bonito detalle con el equipo visitante; homenajeó al rival ya ascendido con un pasillo. La alineación del conjunto catalán no fue nada sorprendente. Dado que José Luis Gordillo tenía casi toda la plantilla disponible (las únicas excepciones eran los dos jugadores lesionados, Juan Muñiz y Pol Valentín), pudo repetir el once que había derrotado al Huesca, otro equipo ya de Primera, la jornada anterior. Desde el principio se notaba que el Rayo jugaba sin presión alguna. Los jugadores del cuadro franjirrojo parecían bastante relajados, y pronto fueron castigados por su falta de concentración.

Sentencia rápida

En el minuto 12 el balón se coló en la portería defendida por Mario y subió al marcador el primer gol del conjunto local. Ni los defensas del conjunto rayista ni el portero pudieron reaccionar ante el cabezazo de Álvaro Vázquez desde el centro del área. Pasada la media hora del juego Manu Barreiro marcó de media chilena el segundo tanto del cuadro tarraconense que sería el último del partido.

Aunque al Rayo le faltaba intensidad, tuvo un par de ocasiones. Lo intentaba el portugués Bebé, pero no logró batir a Dmitrievski. El guardameta del Nàstic se mostraba seguro y no le sorprendían los remates sin querer de los jugadores rayistas.

Nada más empezar la segunda parte, pudo ampliar el marcador Kakabadze, pero esta vez Mario logró sacar la mano a tiempo y evitar el tercer gol del conjunto catalán. Seguían creando peligro los locales. El Rayo no parecía capaz de reaccionar y dar la vuelta a la situación. Todo lo que podían hacer los aficionados rayistas era estar pendientes de los demás partidos y esperar que el Huesca no ganase el suyo.

Si esto fuera poco, en el minuto 68 el Rayo se quedó con uno menos. El “Chori” Domínguez vio la segunda amarilla por hacer un gesto hacia la grada cuando iba a ejecutar un saque de esquina. El argentino terminó expulsado el partido que pudo haber sido su último con la camiseta franjirroja.

En el tramo final del encuentro, después de las entradas de algunos jugadores más habituales, el Rayo mejoró ligeramente, pero la victoria del Nàstic no peligró en ningún momento. El líder de la competición no logró anotar ni un gol, aunque sí tuvo un par de oportunidades, como la de Unai López, cuyo disparo lejano llevaba bastante peligro. Sin embargo, la ocasión más clara de la recta final de la segunda mitad fue el mano a mano de Uche con Mario, bien defendido por el cancerbero rayista quien salvó el tercer gol del Nàstic.

Objetivos conseguidos

A pesar del resultado del partido frente al Nàstic, el Rayo de Míchel hizo historia. Ante la derrota del Huesca en el Carlos Tartiere (al conjunto aragonés le hacía falta ganar su partido y que perdiese el Rayo para obtener el título), el cuadro franjirrojo logró mantener la primera plaza en la tabla clasificatoria y consagrarse campeón de Segunda. Cabe señalar que este título es el primero conseguido por el primer equipo masculino en fútbol profesional en toda la historia (94 años) de la entidad vallecana. Tras finalizar el encuentro, los jugadores rayistas celebraron el campeonato en el césped del Nou Estadi junto con la afición desplazada que, la temporada que viene, los va a acompañar en la élite del fútbol español.

Con un total de 52 puntos, el Nàstic mantuvo la categoría. El cuadro catalán terminó la temporada en la decimoquinta posición en la tabla clasificatoria. Al final fue la Cultural Leonesa el equipo que no se salvó del descenso.

Ficha técnica

Alineaciones:

  • Nàstic de Tarragona: Stole Dimitrievski, Otar Kakabadze, Julio Pleguezuelo, Xavi Molina, Abraham Minero, Javi Márquez (Fali, min 71), Javier Matilla, Jean Luc Gbayara Assoubre (Maikel Mesa, min 78), Sergio Tejera, Álvaro Vázquez (Ikechukwu Uche, min 64), Manu Barreiro.
  • Rayo Vallecano: Mario Fernández, Ernesto Galán, Emiliano Velázquez, Antonio Amaya, Sergio Akieme, Gorka Elustondo, Francisco Cerro, Santi Comesaña (Adrián Embarba, min 80), Bebé (Manucho, min 53), “Chori” Domínguez, Javi Guerra (Unai López, min 71).

Árbitro: Saúl Ais Reig (comité valenciano). Amonestó a Santi Comesaña (min 14) y “Chori” Domínguez (min 45, 68) del Rayo. Expulsó a “Chori” Domínguez por doble amarilla.

Goles: 1-0 Álvaro Vázquez (min 12), 2-0 Manu Barreiro (min 31).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésima segunda jornada de la Liga 1|2|3, disputado en el Nou Estadi ante 11853 espectadores.

Fuente de la imagen destacada: la cuenta oficial del Nàstic en Twitter (@NASTICTARRAGONA).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here