CRÓNICA | Leganés 1-2 Getafe, el Derbi vuela al Coliseum

El Getafe asalta Butarque con dos pepinazos; el Leganés lo tuvo en su mano, pero malogró un penalti que pudo ser definitivo.




El sur de Madrid volvía de nuevo a respirar un derbi después de trece años; lo hacía en la máxima categoría con lo que se vivió un día histórico tanto para pepineros como azulones, y no decepcionó; rivalidad, emoción, goles, jugadas dudosas,…, se dieron todos los ingredientes en Butarque.

El Leganés comenzó ligeramente mejor el partido, pero poco a poco se fue sintiendo cada vez más incómodo en el campo, ante un Getafe con las ideas muy claras que fue acercándose al área de Cuéllar, si bien las imprecisiones en el último pase impedían meter el miedo en el cuerpo a los locales. Dos conjuntos ordenados y poco juego vistoso como era previsible en un choque de esta naturaleza fue la tónica de la primera parte. El Getafe ponía el peligro en las jugadas de estrategia a balón parado; Cala, Fajr y sobre todo Djené tuvieron su oportunidad, pero no las culminaron con éxito. Eraso tuvo la más clara para adelantar a los locales, pero un Vicente Guaita inmenso toda la noche, logró despejar con el pie. Con los dos equipos intentándolo, pero sin hacerse daño, llegó Arambarri para colocar un zapatazo desde fuera del área en la escuadra izquierda de Cuéllar, que tan solo pudo observar en primera línea, la maravilla del uruguayo. Minuto 40, 0-1 y el Getafe golpeaba primero, y se llegaba al descanso con el Leganés intentando de encajar el golpe,  la sonrisa en los azulones y una segunda parte con todo por decidir.

La segunda parte comenzó con un Leganés presionando más, como era lógico por el resultado adverso. Con el paso de los minutos empezaron los primeros desajustes y el partido se hacía más abierto. En el minuto 66, una internada por la banda izquierda de Diego Rico culminaba con dos disparos del exzaragocista y sendas paradas de Guaita, pero el segundo rechace lo aprovechaba Guerrero para establecer el empate. 1-1, y las dudas cambiaban de bando. En el minuto 72, el colegiado Álvarez Izquierdo quiso su cuota de protagonismo en tan histórico día, y señalo un inexistente penalti de Cala a Gabriel. Guerrero, autor del primer gol pepinero, desaprovechaba el regalo, pasaba de héroe a villano y encumbraba a Guaita como el hombre del partido. Más aún cuando dos minutos después, sacaba una mano a El Zhar y hundía la moral de los leganenses. En esa jugada murió el Leganés. Una posible expulsión, por una dura entrada de Erik Morán a Arambarri en la medular que solo se castigó con amarilla pudo ser la puntilla definitiva. Poco después, Amath, incansable en labores defensivas, daba una muestra más de su inoperancia en ataque, y no culminaba una jugada prácticamente solo ante Cuéllar.

Con el Leganés relamiéndose las heridas de lo que pudo ser y no fue, y un Getafe intentando apuntalar el centro del campo con la entrada de Mora, el uruguayo Arambarri estuvo a punto de redondear aun más su gran partido, pero un disparo dentro del área pepinera salió lamiendo el larguero después de tocar levemente en un defensa. Un córner que sería la antesala del 1-2 definitivo. De nuevo jugada de estrategia, balón que llega a Antunes en la frontal, que no logra rematar, pero la recoge Álvaro Jiménez, y el cordobés de un duro disparo, después de tocar en el interior del poste derecho de Cuéllar establecía el que iba a ser el resultado definitivo. De ahí al final, el Leganés lo intentó con más corazón que cabeza y no pasó nada más.

Probablemente lo más justo hubiera sido un empate, pero en el fútbol la justicia se viste de goles y el Getafe estuvo más acertado. Dos pepinazos que amargaron la noche a los pepineros y engalanaron de azul el primer derbi en la máxima categoría de la M-45. El Coliseum ya espera el segundo acto de este día histórico para el sur de Madrid, pero entre medias, todavía hay mucha tela que cortar. Parafraseando al gran Eduardo Galeano, “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas… puede cambiar el mundo”, y tanto Getafe como Leganés se tienen que sentir orgullosos de que el mundo del balón lo cambiaron desde los campos de tierra a la gloria del cielo de la Primera división. Toca disfrutarlo… que sean muchas veces más.




Ficha técnica:

  • Leganés: Cuéllar; Zaldua, Mantovani, Muñoz, Diego Rico; Rubén Pérez, Eraso (Morán, min.52); Omar (El Zhar, min.61), Szymanowski, Gabriel; y Guerrero.
  • Getafe: Guaita; Damián, Cala, Djené, Antunes; Bergara, Arambarri (Bruno, min.87); Fajr, Gaku (Álvaro J.G, min.61), Amath (Mora, min.77); y Molina.

 Goles: 0-1, min.39: Arambarri. 1-1, min,65: Guerrero. 1-2, min.83: Álvaro Jiménez.

 Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Amonestó en el Leganés, a Sergio Morán (min.73), y en el Getafe, a Amath (min.48), Cala (min.70).

 Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga Santander disputado en el Estadio de Butarque ante unos 11.500 espectadores. Unos 400 seguidores del Getafe en las gradas.

Fotos: La Liga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *