CRÓNICA | Levante 0-2 Espanyol, muerto en Copa

La disputa del partido de vuelta dejó al equipo de Muñiz muy tocado con polémicas declaraciones del comandante Morales al finalizar el encuentro. Los pericos lograron dar la vuelta a la eliminatoria durante la primera parte del partido. El equipo granota fue incapaz en todo momento de reaccionar y poner minimamente en peligro al Espanyol.

El Levante UD se presentaba ante su afición como un zombi, un conjunto que deambula sobre el verde de Orriols sin criterio, sin calidad, sin posicionamiento táctico, con mil dudas y cero soluciones para cada necesidad que pueda surgir durante los encuentros. No solo fue ayer, esto se viene repitiendo desde hace meses y la afición ayer mostró mayoritariamente su descontento que el nivel que están dando determinados jugadores como por ejemplo Samu, quien por cierto hoy estuvo más de media hora de charla con el psicólogo que desde hace semanas se encarga del bienestar mental de los jugadores granotas.

Sí, el Levante se presentó como un zombi y acabó muerto con dos certeros golpes en el cerebro que lo dejaron tumbado y a sus jugadores enfrentados, a un entrenador incapaz de poner orden y remedio, a un presidente preocupado y paseando por el césped pensando y hablando por el móvil, quizás pensando en Koné, y a una afición boquiabierta y preocupada por los fantasmas de un más que posible descenso durante el mes de mayo. La copa ya fue, es cosa del pasado pero el domingo vuelve la liga y en liga hay quien ni recuerda cuando fue la última victoria del Levante como local. Esperemos que el domingo ante el Celta “el doctor” Muñiz sea capaz de darle un giro de 180º a esta penosa situación.

En el minuto 7 Jason tuvo el primer disparo a puerta del partido. Se internó en el área españolista y disparó fuerte pero algo desviado tanto por arriba como por el lateral izquierdo de la portería. Esto fue todo lo que hizo en ataque el Levante durante los primeros 45 minutos.
A continuación llegó el primer golpe al cerebro granota. Una vez más y por enésima vez en lo que va de temporada, un balón en largo agarró mal posicionada a la defensa adelantada del Levante. En carrera Leo Baptistao controló el esférico ante el amago de salida de Raúl y sin pensárselo demasiado y ponerse nada nervioso batió por arriba al guardameta vasco.

En el minuto 27 ya pudo ponerse por delante el conjunto catalán y en otra jugada muy parecida pero por la banda izquierda, el balón fue rechazado por el palo. El Espanyol hacía lo que quería ante un inoperante Levante.

La sentencia llegó poco después, en el minuto 33 Gerard Moreno supo aprovechar un rechace para anotar. La jugada se inició por la banda izquierda, Shaq defendió mal y un mal despeje de Toño impacta en Raúl, ya batido sobre el césped, cayendo la pelota a Gerard quien tuvo tiempo de controlar y dirigir el disparo al fondo de la red ante los primeros pitos y gritos de “fuera fuera”. Sí, la paciente y sabía parroquia granota ya no soporta más este hastío, este desatino constante, este no jugar a nada partido tras partido. Y por si fuera poco tener que soportar que desde presidencia se apunte a que el “runrun” de la grada pone nerviosos a los jugadores. ¿Somos un equipo de profesionales en todas las parcelas de la entidad o realmente no hay capacitación ni estructura de primera división? A quien corresponda, si es que hay alguien capaz de tomar decisiones acertadas en este club. No deja de ser de chiste de mal gusto que ahora se pretenda pagar 2 millones o más por Koné cuando este verano era jugador libre. Este detalle no habla muy bien de la secretaria técnica de un club que en abril del 2017 ya había logrado el ascenso.

Y en el minuto 38 Baptistao tuvo otra ocasión muy clara cuyo disparo salió ligeramente desviado del poste izquierdo del fondo de Orriols. Ya lo dijo Morales en rueda de prensa: “si el Espanyol hubiera necesitado meter 5, te los mete”.

En la reanudación el Levante hizo su primer acercamiento en el minuto 53. Un sorprendentemente buen centro de Toño fue rematado de cabeza por Jason pero esta vez el poste se alió con los pericos y el gol se le seguía negando al Levante. Y no hubo más a destacar. Un conjunto que solo necesitaba 1 gol para forzar la prorroga se mostró incapaz de generar ocasiones y mucho menos rematarlas. Tan solo un disparo lejano y desviado de Ivi en el 78 y el pundonor en los minutos finales no de Boateng ni de Jason ni de Campaña sino obra y gracia de las botas del combativo central Cabaco. El uruguayo expresó hace pocos días su deseo de continuar en el Levante la próxima temporada.

Y así se terminó el partido, la Copa del Rey y la paciencia de muchos. Lo que seguro no terminó anoche fue el sufrimiento para los granotas en los próximos meses de competición.

FICHA TÉCNICA:

Levante: Raúl, Shaq, Chema, Cabaco, Toño; Samu (Ivi, m.46), Bardhi, Lukic (Morales, m.63), Campaña, Jason y Nano (Boateng, m.46).

Espanyol: Diego López, Marc Navas, Naldo, Hermoso, Vila; Fuego, Granero, David López, Jurado (Darder, m.83), Gerard y Baptistao (Sergio García, m.78).

Goles: 0-1, m.14: Baptistao. 0-2, m.34: Gerard.

Árbitro: Gil Manzano (C.Extremeño). Amonestó por el Levante a Campaña y Boateng, y por el Espanyol a Hermoso.

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Ciutat de València ante 9.978 espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies