Tras una semana intensa de preparativos en el barrio de Vallecas y un nuevo tropiezo del Sporting en Tenerife la noche del viernes, Alcorcón se convertía en Zona Cero para el Rayismo. En torno a dos mil aficionados se desplazaron a la localidad del sur de Madrid, muchos de ellos sin entrada, para demostrar una vez más que los éxitos vienen con la unión de plantilla y afición. Hasta el pitido inicial, todo bien. A partir de ahí, comenzó una pesadilla llamada Agrupación Deportiva Alcorcón.

Así pues, hablemos de los auténticos protagonistas. El conjunto de Velázquez se plantó desde el minuto uno con la firme intención de arrebatar la posesión del balón al equipo más elogiado de la categoría en esa faceta. Ahí es nada. Lo curioso es que, en cinco minutos, ya habían demostrado que no sólo le iban a quitar la pelota al Rayo, sino que se iban a ir hacia delante. Y en seis minutos, pim pam ¡GOL!

Fabulosa jugada de Bruno Gama, que encontró liberado a Álvaro Peña, para que fusilase a Alberto. Fácil, directo, pero con ímpetu, con mucho ímpetu. Hay equipos que se regalan escenarios idílicos y los consiguen porque se lo trabajan. El conjunto de Velázquez se movió con una sincronización propia de una coreografía musical o un ejército. Anticipación, ayudas defensivas, precisión… todo un despliegue de facultades que uno no alcanzaba a comprender cómo no les tenía en puestos de Promoción de Ascenso. Y aún así, no les sirvió para que los franjirrojos tuvieran su oportunidad al borde del descanso: una tímida pared de Embarba con Santi Comesaña acabó con éste en el suelo dentro del área. Penalty. Ahí empezaba el ascenso en la mente de todos los aficionados rayistas. Pero no. El robótico killer Raúl de Tomás se topó con Dani Jiménez en la base del poste derecho, y le paró el penalty. Descanso.

Con la esperanza de terminar con ese suplicio y empezar a jugar el partido de una vez por todas, Míchel puso a Bebé sobre el terreno de juego. Una pena que Santi Comesaña no aprovechara esta oportunidad. El Alcorcón entendió que empezaba otro partido y se dispuso a sufrir. Aguantó la respiración ante un disparo alto de Fran Beltrán, se estremeció en un disparo lejano de falta que Bebé colocó en la cepa del poste, pero que Dani Jiménez desvió para recordarles a los suyos que tan solo lo que hicieron los 45 primeros minutos, les salvaría.

Y así fue… Minutos después empezó la fiesta de la permanencia del Alcorcón. Treinta minutos de baile que comenzaron en un rondo prolongado en la frontal del área del Rayo, que termina en un centro de Laure directo a la mano de Fran Beltrán. Penalty. Y ahí veríamos el segundo paradón de la tarde. En la misma portería, por el mismo sitio aunque más arriba, Alberto sacó una mano increíble para detener el lanzamiento de Álvaro Peña, pero al rechace vinieron hasta cuatro atacantes amarillos y fue el ansia del capitán Toribio el que la enchufó. 2-0.

Por arte de magia, los locales se pusieron la camiseta de la Champions y empezaron a jugar mejor aún. Enfrente, los aspirantes al ascenso se diluyeron en un mar de dudas e imprecisiones que los cambios inmediatos (Gorka Elustondo y Chori Domínguez) no mejoraron. Tanto es así que la tarde acabó con la sensación de que ninguno de los dos equipos se reconocían a sí mismos: los locales hicieron dos dianas más (Mateo García y Álvaro Giménez) prácticamente cuesta abajo, cuando a lo largo de toda la temporada les ha costado una vida marcar. Y el Rayo siguió sin saber a qué estaba jugando hasta el aliviador pitido final de Gorostegui Fernández-Ortega, que hizo un muy buen trabajo.




Ficha técnica

AD Alcorcón: Casto (14′ Dani Jiménez); Laure, Burgos, David Fernández, Bellvís; Toribio, Dorca; Bruno Gama, Álvaro Peña (85′ Kadir), Nono (74′ Mateo García); Álvaro Giménez.

Rayo Vallecano: Alberto García; Baiano (67′ Elustondo), Dorado, Velázquez, Alex Moreno (67′ ‘Chori’ Domínguez); Unai López, Fran Beltrán, Santi Comesaña (46′ Bebé); Embarba, De Tomás y Trejo.

Goles: 1-0 Álvaro Peña (6′); 2-0 Toribio (66′); 3-0 Mateo García (77′); 4-0 Álvaro (88′).

Árbitro: Gorostegui Fernández-Ortega (comité vasco).

Tarjetas: Amarilla a David Fernández (43′), Dorca (54′), Dani Jiménez (62′), Toribio (81′) y Unai López (88′).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 40ª jornada de la Liga 123, disputado en el Estadio Municipal de Santo Domingo (Alcorcón) ante 4.247 espectadores, en la que fue la mejor entrada de la temporada.

Foto: La Liga.

Por Alber Martínez (@alber8martinez).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here