OTRA INFO | Volver al origen

Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno, así comenzaba el famoso Tango de Carlos Gardel, Volver.

Han pasado 20 años desde que Sergio Amatriain (42) y César Monasterio (43) dejasen Osasuna Promesas como jugadores. Ahora y después de casi 100 partidos en la categoría como entrenadores (Peña Sport, Izarra y Tudelano), esta dupla inseparable ha conseguido llevar a cabo uno de sus sueños, volver al filial rojillo, siempre se vuelve al primer amor.

Pudo haber sido antes, pudo no haber sido, porque este mundo del fútbol es así de complicado. Posiblemente, por no decir seguro, no nos encontraremos en el fútbol navarro y quizás norteño con el bagaje que tienen ambos, a pesar de su juventud.

Han arrancado un proyecto con la ilusión, el esfuerzo y la responsabilidad que genera el cumplir un sueño. El objetivo es claro y marcado por el club: formar jugadores para el primer equipo y como segunda premisa, intentar mantener la categoría, en esta complicadísima    2ª División B.

El Promesas es otro después de tanto cambio. El ascenso al primer equipo de Miguel Díaz y Kike Barja, las salidas de jugadores importantes como Imanol, Steven, Alex Sánchez e Iván Márquez entre otros, hacen que la regeneración de la plantilla sea casi total.

Sergio y César han comenzado a colocar los nuevos cimientos de la vieja escuela de Tajonar. Esa escuela de donde ha salido tanto talento internacional, ese vivero del que siempre se tendrá que alimentar el primer equipo de Osasuna.

Los pocos jugadores que quedan del curso anterior, junto a los chicos que suben del DH de Osasuna (actual campeón de su liga) y los jugadores que llegan de fuera deben saber que estar aquí no es un premio, sino que es una exigencia, la exigencia de defender la casaca rojilla y que se pide para poder dar el último paso.

                                Julen Hualde, Alvaro “Gonzi”, Jose Albisu y Julen Arellano

El fútbol no espera y el primer partido de liga en Barakaldo se ve ya en el horizonte. El equipo seguirá con su formación e intentará darle continuidad en liga a las buenas sensaciones que dejaron en sus partidos amistosos(sobre todola primera parte de ayer en Lerín frente al CD Vitoria). Una primera parte en la que se vio su sello de velocidad en el toque, presión alta y de repliegue cuando el partido les llevó a ello.

No duden que estos chicos van a tener tanto en Sergio como en César a sus mejores formadores, porque han vuelto para quedarse, que 20 años no es nada.

Por xaba_lerin Fotos: Periódico La Tercera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies